sábado, 9 de marzo de 2013

Qué productos se utilizan en la higiene íntima



Si seguimos una cadena lógica nos daremos cuenta de que belleza es salud y salud es higiene. Por tanto, nuestra belleza tiene como uno de sus pilares a una adecuada higiene personal, que además de hacernos sentir bien en el plano físico, también se refleja en un buen ánimo y confianza en nosotras mismas.

En cuestiones de higiene íntima femenina -y en general de lo que forma parte de nuestra sexualidad- ha habido muchos tabúes y también mala información al respecto. Es por esa ignorancia frente al tema que en algún momento de nuestras vidas muchas mujeres hemos sido víctimas de infecciones u otras molestias que minimizan nuestra salud y las ganas de vernos bellas.

Afortunadamente, ahora hay información en abundancia que nos permite corregir los tradicionales errores de higiene -como la práctica de las contraproducentes duchas vaginales- y utilizar productos que no solo limpien sino que también protejan la delicada zona íntima femenina.

Es clave que la vagina mantenga su PH o grado de acidez neutro, por lo cual no se puede aplicar cualquier jabón ni, como les comenté, realizar irrigaciones o duchas vaginales.

Debemos saber que la vagina cuenta con un sistema de limpieza que le permite auto-higienizarse. Sin embargo, cuando estamos en la etapa del climaterio o con alguna afección -misma  que expresa a través del mal olor, ardor, dolor y/o incomodidad- podemos utilizar algunos “implementos” para recuperar su buena salud.

Aparte de las toallas higiénicas para la menstruación (que no deben tener aromatizantes) y protectores diarios, existen otros productos como las toallitas húmedas íntimas, que se encargan de mantener el nivel de defensas de la zona vaginal.

Así mismo, los jabones íntimos femeninos son muy útiles siempre y cuando contengan ácido láctico, sustancia que se encarga de equilibrar el PH vaginal para disminuir las molestias en esa parte. Y, como complemento ideal, también podemos llevar en nuestro bolso los pañuelos refrescantes, que proporcionan  la humedad necesaria para refrescar la piel y evitar escaldaduras.

Aunque en el mercado existen productos especializados en determinadas afecciones y los problemas relacionados a su higiene -por ejemplo, como los de la marca Poise-, siempre es mejor consultar con nuestro(a) ginecólogo(a) antes de cualquier aplicación.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada