domingo, 23 de junio de 2013

Sopa light de gambas





Una sopa con mariscos rica y baja en calorías

¿Eres de los talibanes de la sopa? Pues entonces esta receta es perfecta para ti, sobre todo si no quieres perjudicar tu dieta. Se trata de una sopa de gambas, completamente light y con un sabor que será mejor que experimentes para que te des cuenta que no todo lo que es bajo en calorías es feo.

Las sopas son perfectas para perder peso, de eso no hay duda. A no ser que la prepares con chorizo, caldos grasos y ese tipo de cosas que no aportan demasiado a la dieta, siempre podrás tener un plato -humeante o frío- para disfrutar de un plato que siempre puede ser rico, que te saciará y que te ahorrará de comer de más luego.

Si lo tuyo es el mundo de los mariscos, pues entonces no tienes más que probar esta deliciosa sopa de gambas, totalmente baja en calorías. Sólo tienes que hacerte con algunas de ellas, determinados vegetales, caldo y un ratito de tiempo. Prepárala y verás lo rica que queda, sin la necesidad de tener que recurrir a una enorme cantidad de ingredientes.

Ingredientes:

100 gramos de gambas peladas
Medio litro de caldo de pescado lo más magro posible
Una zanahoria
Dos tallitos de apio
Un trozo de puerro (o uno entero si no es muy grande)
Spray vegetal
Un poco de maicena para espesar
Sal, pimienta y perejil picado

Preparación:

Pela las gambas si es que no las tienes peladas y reserva. Pica finamente zanahoria, apio y puerro. Coloca en la cacerola donde prepararás la sopa a dorar con un poco de spray vegetal y un poquito de sal. Cuando comiencen a cocerse, añade las gambas. Sofríe un rato sobre ese fondo e incorpora el caldo. Deja cocinar durante quince minutos, aproximadamente, de hervor. Así, ya tendrás la base de la sopa lista.

Lo ideal sería que la pases por la batidora y que quede una especie de crema. Si vieras que no tiene la consistencia deseada, no tienes más que incorporar un poco de maicena (fécula de maíz), sin abusar, sólo para dar un poco de consistencia. A la hora de servir, un poco de pimienta, corrige de sal a ver qué tal queda y termina con una ración de perejil  picado. A disfrutar entonces de una receta bien light que puede ir perfecta para cualquier día en donde te apetezca una rica sopa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada