sábado, 16 de noviembre de 2013

Cómo tomar la acelga para perder peso



¿Alguna vez pensaste en que la acelga te iba a ayudar en tu dieta para perder peso? Pues así es. No temas en usar este vegetal tan típico en tu dieta, ya que puede ser incluido de múltiples formas en tu día a día. En este artículo encontrarás algunas maneras de tomarla para que te beneficie a la hora de adelgazar.

Las acelgas, sin duda alguna, pueden llegar a ser más que interesantes en tu dieta. Ese vegetal verde, que para muchos es insulso, en realidad es una genial aliada para todos aquellos que se quieren quitar de encima algunos kilos de más.

 Está claro que sola no hará milagros, pero sí puede ser un buen complemento para tu dieta en formatos diferentes entre sí. Es una verdura económica, que se consigue con bastante facilidad y que es versátil a la hora de adelgazar. ¿La vas a dejar de probar? No dudes en seguir los pasos que se proponen en este artículo.

¿En qué te ayudan las acelgas para perder peso?

Bajo contenido de calorías y rica en nutrientes: Tiene unas 28 calorías por cada 100 gramos. Además, es considerado uno de los alimentos con calorías negativas. Por su parte, también aporta potasio, vitamina A, C y carotenos.

Capacidad saciante: Tiene mucha fibra y agua, razón por la cual brinda sensación de saciedad. Además, al ser tan baja en calorías, al puedes consumir en cantidades sin temor a engordar.

Buena para mover el vientre: Al ser rica en fibra, es perfecta para eliminar heces y mantener el cuerpo bien depurado. También tendría un suave efecto laxante.

Diurética y antioxidante: Además, las acelgas son muy ricas en agua, lo que siempre es bueno para eliminar líquidos retenidos. Por otra parte, también contiene antioxidantes en su composición, algo que nunca está de más.

¿Cómo se pueden usar para adelgazar?

Preparando ricos batidos y zumos: Si bien generalmente la acelga se usa cocida, lo mejor de sus propiedades aflora cuando está cruda. Así se mantienen mucho mejor sus vitaminas. Usa sus hojas bien verdes y tiernas para preparar batidos o para pasarla por el extractor de zumos, combinada con otras frutas y verduras.

Usándola en la cocina: Aquí sí tendrás que usarla cocida en algunas preparaciones, pero no habrá problema alguno, ya que seguirá teniendo fibra y otros buenos aportes, amén de que pierda algunos nutrientes. Puedes probar las acelgas gratinadas, unas acelgas a la crema light o estas geniales albóndigas verdes. Obviamente, en ensalada, crudas y tiernas, también van de maravillas.

Planeando una dieta de tres días: Una dieta rápida y depurativa que tenga a la acelga como protagonista puede llegar a ser una excelente idea para aquellos que quieran algo breve, ideal para quitarse de encima unos pocos kilos en un período de tiempo reducido. Este es un régimen de tres días, con mucha fruta, mucha verdura, bastante fibra y reducida en grasas, además de ser hipocalórica. Como se dijo, no es para extenderla mucho más allá de lo que se recomienda desde su nombre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada