jueves, 3 de octubre de 2013

A qué te enfrentas cuando comienzas una dieta



Obstáculos a superar y no fracasar
Si sufres de obesidad, la dieta es un reto que puede presentar obstáculos a superar y no fracasar. Por ello, es importante saber a qué te enfrentas cuando comienzas una dieta.

Llevar a cabo una dieta no es una tarea fácil, ya que se pueden presentar obstáculos a superar. Si bien pueden existir obstáculos externos, también se pueden presentar obstáculos internos que pueden hacerte fracasar en tu proceso de perder peso. Esto puede provocar que saltes de dieta en dieta, sin conseguir resultados positivos.

¿A qué te enfrentas cuando comienzas una dieta?

Te enfrentas a ti mismo. La obesidad puede tener un trasfondo psicológico de problemas no resueltos que pueden derivar en comer compulsivamente con el sólo objeto de obtener placer. Cuando comes, especialmente alimentos dulces o alimentos ricos en harinas, se eleva la glucosa en sangre. Esta respuesta fisiológica provoca una sensación de bienestar importante que al poco tiempo decae, necesitando nuevamente comer este tipo de alimentos para tener la misma sensación. Esta situación inconsciente, te envuelve en un círculo vicioso difícil, pero no imposible de superar.

Por otra parte, es muy común que boicotees la dieta, pensando que si comes algo de más no influirá en tu peso. Pero esta misma situación logra que sientas culpa, lo cual incita a que comas más. Otro círculo vicioso al que te enfrentas y que debes superar.

Asimismo, la frase que ronda usualmente tu cabeza, más de lo que debería, “No puedo” es realmente u obstáculo. Este pensamiento negativo suele convertirse en un obstáculo en sí mismo. “Sí puedes”, por supuesto que puedes. El sobrepeso u obesidad a causa de la ingesta desmedida de calorías puede revertirse, pero necesitas estar dispuesto a ello ya que muchas veces los kilos de más esconden algo más que quieres ocultar.

Te enfrentas a la ansiedad en su máxima expresión. Ansiedad por bajar de peso, ansiedad por comer y no poder, ansiedad por vestir ropa que hace años no te pones, ansiedad y más ansiedad. Esta respuesta emocional puede ser controlada, pero necesitas alguien que te brinde pautas para lograrlo si sientes que no puedes hacerlo solo. Es importante que antes de comenzar la dieta seas consciente de que, deberás plantearte objetivos.

En un principio perderás peso rápido, tras ello comenzarás a perder kilos más lentamente e incluso pasarás por una etapa de meseta. Tener en cuenta esta posible situación no es para que te desanimes, todo lo contrario es para que seas realista y conozcas de ante mano a lo que te enfrentas.

Te enfrentas a las tentaciones que ves y te ofrecen. Muchas veces quienes te rodean te ayudan y te contienen, mientras que otras veces te ofrecen comidas o alimentos que no deberías comer. En esos momentos debes ser fuerte, pensar en tu objetivo y tener a mano trucos que te ayudan a evitar las tentaciones. No es fácil, pero no es imposible.

Te enfrentarás al desgano y cansancio. Deberás superar el desgano, la fatiga y el cansancio de la rutina de comidas, ejercicios y otros tratamientos que necesitas.

El objetivo de que conozcas estos obstáculos, es que logres superarlos ya que estás preparado para hacerlo. Cuando uno conoce a que se enfrenta tiene mayores probabilidades de éxito. No tienes que sentir miedo a los obstáculos, ten presente que lo no te destruye te fortalece.

Adelgazar es un objetivo posible, hazlo por ti. Cuando lo hayas logrado no sólo saldrás fortalecido sino también orgulloso de ti mismo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada