sábado, 5 de octubre de 2013

Un día de belleza en casa




Tómate una jornada para tu belleza
¿Estás agotado y necesitas renovarte? ¿No tienes medios económicos para ir a un centro de belleza? No hay problema. Puedes tomarte un día de belleza en casa para sentirte mucho mejor. No tendrás más que seguir estos consejos para poder hacerlo.

 Piel Un día de belleza no le hace mal a nadie, sino todo lo contrario. Puedes quedarte en casa a disfrutar de una jornada en donde tú serás la invitada principal a una fiesta donde tu piel, tu cuerpo, tu mente y todo tu ser se sentirá completamente renovada. Puedes seguir estos consejos para lograrlo.

Para empezar el día, apenas te levantes, date una ducha con agua tibia, que te relajará y abrirá tus poros. 

Lava tu cabello y disfruta el momento. También puedes darte un baño de inmersión, gozando el instante con la luz del baño apagada y varias velas. Además, puedes aromatizar el ambiente.

Luego aplícate tu loción preferida y masajea tu piel. Si gustas, puedes realizar una tú misma, como la de esta receta. También dedícale un rato a tu rostro, realizando una exfoliación de forma natural, con este peeling casero, por ejemplo

Durante este día utiliza ropa cómoda, pero que te haga sentir bien y bonita y apaga el móvil.
Llegada la hora del desayuno, comienza con un vaso con agua y zumo de limón. Luego prepara un té verde. Acompáñalo de lo que más te guste, pueden ser cereales, frutas, y hasta algún muffin, sin abusar de los dulces.

Elige una película romántica o cómica, para pasar un buen rato, también puedes ver la televisión o poner un disco que te guste. Ponte cómoda y pon tus pies en una palangana con esta mezcla para pies cansados, también puede ser con agua tibia y vinagre con aceite de almendras. Dedícale unos 15 minutos a este baño, masajea tus pies y relájate.

Para el almuerzo cocínate tu comida preferida, que no sea alta en grasas ni muy pesada; puedes comer una ensalada, algún plato oriental. Acompaña tu comida con jugo natural recién exprimido, lo disfrutarás mucho si eliges varias frutas.

Sal a caminar, haz yoga, o algún deporte que te guste y que sea tranquilo, la idea no es agitarte ni bajar calorías, sino que disfrutar, distraerte y dedicarte un rato a tí misma.

Puedes pasar un buen rato de la tarde disfrutando la naturaleza, si tienes un espacio verde bonito cerca de tu casa. Pon tu mente en blanco, recuéstate sobre el césped, cierra los ojos y escucha los pájaros, el viento, esas pequeñas cosas que todos los días pasas por alto.

Bebe agua fresca durante el día, date algunos gustos como comer algún chocolate por la tarde o una porción del pastel que más te guste.

Cena algo liviano, puedes acompañarlo con una copa de vino, o si prefieres la cerveza, un vaso de cerveza roja también es una opción.

Antes de acostarte date un baño como el de la mañana y piensa en tu día, como la pasaste y qué cosas podrías hacer tu próximo día de belleza en casa, ya en la cama, masajea tus pies, manos y cuero cabelludo para tener un descanso pleno. Verás que terminas el día completamente renovada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada