domingo, 21 de julio de 2013

Verdades y mentiras sobre la laca




No importa el peinado que lleves, si quieres que tu look dure todo el día tu mejor aliado es el fijador de pelo. 

Y es aunque no lo creas, la laca para el cabello también puede ser muy útil para perfeccionar peinados comunes, más allá de los peinados de fiesta. 

El flequillo, el pelo liso, los rizos, el volumen… todos los cabellos pueden ser controlados por este tipo de productos.

Sin embargo, hay muchas personas que no se atreven a echar mano de la laca, entre otras cosas, porque se creen que puede dañar el cabello. De hecho, se esconden muchos prejuicios tras el uso de la laca que vamos a desmontarte a continuación.

Mentiras

Durante mucho tiempo se ha creído que la laca perjudicaba el cabello, pero esto no es cierto a menos que no se use medio bote para un solo peinado. Así, hay que usarla con moderación y, si la usas a menudo, lavar tu cabello de forma regular.

Otras personas no se atreven a utilizar la laca porque creen que deja un efecto apelmazado, pero nada más lejos de la realidad, al menos si utilizas un producto de calidad. Para que quede lo mejor posible, debes aplicar la laca uniformemente y a cierta distancia del cabello.

Verdades

Lo que sí que es cierto respecto a la laca es que puede eliminarse con el cepillo, por lo que no hay que lavarse el pelo para quitar los restos de laca. Además, al cepillar tu melena, ésta recupera su forma natural.

De la misma manera, también es cierto que para fijar de manera duradera necesitas una laca con un índice de fijación más fuerte. En cambio, si quieres destacar el movimiento del cabello, el índice será más bajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada