domingo, 1 de septiembre de 2013

Ensalada de rábano y pescado para el hipotiroidismo




Una receta fresca y sabrosa para quienes sufren de la tiroides
Para el hipotiroidismo, nada mejor que llevar una alimentación equilibrada, con yodo, selenio y alimentos que estimulen la formación de tiroxina. Esta ensalada de pescado y rábano cumple con todos los requisitos.

El hipotiroidismo no es fácil de sobrellevar, porque el metabolismo se aminora y, consecuentemente, comienzan los problemas de sobrepeso. Todo parece costar el doble y llevar una alimentación equilibrada es absolutamente clave para poder mantener el peso y también poder optar por reducirlo. Para ello, nada mejor que comer los alimentos que contienen los nutrientes necesarios.

Como de costumbre, un plato rico en minerales como el yodo o el selenio, asimismo aquellos que estimulen la formación de la tan necesaria tiroxina, son esenciales. En esta ensalada de rábano y pescado los encontrarás a todos ellos. Es una combinación fresca, sabrosa, muy rica, con un toque entre peruano y oriental. No tienes más que probarla y así la incorporarás habitualmente a tu dieta para el hipotiroidismo.

Datos de la receta:

Calorías: 200
Dificultad: Media
Porciones: Una
Ingredientes:

100 gramos de rábanos
100 gramos de pescado a elección (preferentemente magro)
Una cucharada de nueces
Hojas de espinaca frescas
Una cucharada de jengibre rallado
Una cucharada de zumo de limón
Una cucharada de aceite de oliva
Sal y pimienta
Preparación:

Corta los rábanos en rebanadas bien delgadas.
Corta el pescado en tiras y dóralo en una sartén bien caliente apenas rociada con spray vegetal. Reserva una vez que esté cocido y dorado.
Acomoda sobre un bol o recipiente para ensaladas las hojas de espinaca bien limpias. Añade los rabanitos cortados.
Incorpora el pescado cocido, tibio o frío.
Condimenta con una cucharada de jengibre rallado, zumo de limón, aceite de oliva y un toque de sal yodada. Y la infaltable pimienta, claro está.
Para terminar, rocía esta deliciosa ensalada con algunas nueces cortadas groseramente.
Variantes y alternativas:

Si te atreves, puedes hacer esta ensalada con pescado crudo cortado en delgadas láminaso en cubos, previamente macerado en limón, al estilo del ceviche peruano.
Si te agrada, puedes añadirle una cucharadita de mostaza al aliño de la ensalada.
Puedes reemplaza la espinaca por rúcula o alguna otra verde que sea de tu agrado.
¿Por qué esta ensalada me hará bien para el hipotiroidismo?

Rabanos ensalada

El pescado es rico en yodo (aparece en los rábanos) y también aporta selenio, que asimismo está presente en las nueces. Las hojas verdes siempre son recomendables, no sólo contra el hipotiroidismo. El jengibre es bueno para estimular el metabolismo. En resumidas cuenta, una ensalada que cierra por todos lados a la hora de luchar desde la alimentación contra el hipotiroidismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada