domingo, 22 de septiembre de 2013

Secretos de la dieta alcalina



Entrevista a Josep Masdeu
Seguramente alguna vez ya has escuchado hablar de la dieta alcalina. Este método alimenticio cada vez está más de moda entre las personas que quieren perder peso. Pero, ¿sabes bien de qué se trata? Para enterarte a fondo de todos los pormenores de este régimen, puedes leer esta entrevista exclusiva con el naturópata Josep Masdeu.

De un tiempo a esta parte, la dieta alcalina se convirtió en una opción muy valorada en buena parte del mundo. Creada por el Doctor Richard Young, este régimen alimenticio propone comer la menor cantidad posible de alimentos refinados y con un ph poco adecuado para el organismo y, por contrario, una dosis alta de alimentos alcalinos, mayormente vegetales y derivados.

Para que te cuente mejor que nadie de qué se trata la dieta alcalina, en estas líneas podrás contar con la autorizada opinión de un especialista en la materia. Josep Masdeu es un

-En primer lugar, nos gustaría que nos comente de qué se trata la dieta alcalina, para todo aquel que no lo sabe.

-Hay una causa principal de enfermedad y es la acidificación del cuerpo provocado por malos hábitos de vida, la dieta y la forma de pensar. El remedio y tratamiento es alcalinizar el cuerpo y romper este círculo vicioso. Comer alimentos alcalinos es una parte importante de la ecuación, además debemos saber que comer, como comerlo y cuando. Seguir una dieta alcalina es bueno para recuperar la salud, es buena para “casi” todos ya que funciona para una gran variedad problemas.

-¿Cree que la dieta alcalina puede llegar a ser una buena opción para aquel que quiere perder peso?

-La dieta alcalina, en si no es una dieta para perder peso como sí lo es de eliminar toxinas de nuestro cuerpo. Pero al ser una dieta cuidada y elaborada, puede ayudar en la función de perder peso. La base de esta dieta es hacer que el Ph de la sangre tenga un nivel de alcalinidad cercano al 7.4, en el cual las reacciones químicas y los procesos de nuestro cuerpo se realizan más correctamente. Nuestro cuerpo intenta llegar a esos niveles por sí mismo, pero si nosotros le ayudamos en este trabajo cuidando la alimentación, nuestro organismo sufrirá menos y nos encontraremos mejor.

-¿Cuáles considera que son los mejores alimentos dentro de la dieta alcalina? ¿Y cuáles los principales responsables de la acidez?

-La base de esta dieta, son verduras, frutas, a su vez que hay que reducir el consumo de carne, pescado, huevos, leche de vaca, azúcar, cafeína o alcohol. Hay estudios que dicen que una relación óptima de ingesta ácido alcalina es alrededor del 80 por ciento de alimentos alcalinos y 20 por ciento de alimentos ácidos.

Dentro de los alcalinos tienes al agua alcalina, las frutas, las verduras, cereales integrales y la miel, por ejemplo. Dentro de los ácidos tienes lácteos, quesos, carnes, cereales refinados, té, café, azúcar blanco y un largo etcétera. Eso no significa que debemos eliminar totalmente los alimentos ácidos, sino que debemos consumirlos con sensatez. Si tenemos información sobre los alimentos que producen acidez y los alimentos alcalinos y cómo nos afectan, podremos entender mejor la importancia que tienen estos nutrientes en nuestra vida.

-¿Entra la dieta alcalina en una zona de riesgo en lo que a consumo de proteínas refiere? ¿Y a hidratos de carbono o algún otro elemento sustancial para la vida diaria?

-La digestión de las proteínas crea ácidos dentro del cuerpo. Para estabilizar el equilibrio ácido base el cuerpo elimina el exceso de ácido a través de los riñones. La expulsión de dióxido de carbono en la espiración también ayuda a regular el nivel de Ph.
Unos hábitos de vida y alimenticios desequilibrados descompensan el equilibrio ácido base y con ello la salud. Cuando no podemos expulsar los ácidos esto se acumulan, en el tejido conjuntivo, lo que provoca la acidosis. La persona con un cuerpo ácido se enferma y es muy difícil restablecer su salud a pesar de que tome medicamentos o suplementos de vitaminas y minerales.

Según lo comentado, las enfermedades no son causadas por virus o bacterias, microbios y gérmenes en sí, sino más bien la corrupción de nuestras células y tejidos es la que atrae a los gérmenes a su medio generando enfermedades.

Una dieta rica en proteínas que nos acidifica no es saludable, pero tampoco es malo para la salud, incluir pescado u otras fuentes de carnes de forma moderada en nuestra dieta. La dieta alcalina no es una dieta fácil de llevar, porque no todas las frutas y verduras pueden ser consumidas, tampoco podemos comer pan o pescado, que son alimentos sanos y muy populares. En realidad nuestras necesidades de proteínas son muy pequeñas y nuestro cuerpo no las almacena. Las proteínas son amortiguadores que liberan o retienen hidrógeno según sea necesario.

Los carbohidratos complejos como los granos, se metabolizan mas lenta y regularmente y no producen los ácidos orgánicos producidos por los carbohidratos simples como el azúcar. Los hidratos se almacenan en forma de grasa y estas en forma de triglicéridos. Los carbohidratos complejos como los granos, se metabolizan más despacio y habitualmente y no producen los ácidos orgánicos producidos por los carbohidratos simples como el azúcar.

-¿Qué consideración tiene con respecto a remedios caseros con clara tendencia alcalina como la mezcla de limón con agua y bicarbonato de sodio?

-En mi opinión estos son útiles porque utilizan alimentos alcalinos o que en combinación se convierten en alcalinos con lo que cumplen con la función de alcalinizar el cuerpo.

-¿Qué otros malestares se podrían llegar a erradicar siguiendo esta dieta?

-El seguimiento habitual de una dieta alcalina puede ayuda y mucho. Mejora la práctica sexual, aumenta el estado de alerta mental, nos proporciona un sueño más profundo y restaurador, reduce las alergias, nos proporciona más energía y vitalidad, reduce la susceptibilidad a infecciones. Esta dieta, por ejemplo, es una parte importante en el tratamiento de la fatiga crónica, esclerosis múltiple y la fibromialgia. Además proporciona la nutrición adecuada para todos los pacientes con síndromes autoinmunes y cáncer.

Desde ya, seguir la dieta alcalina desintoxica el cuerpo, ayuda a eliminar el ácido del organismo, desarrolla una adecuada flora intestinal, regula el metabolismo, fomenta la curación en general, reconstruye el sistema inmunológico, devuelve la salud de los órganos principales. En el rubro de las excepciones, hay que tener en cuenta que los enfermos celiacos y los que tienen intolerancia a la fructosa no deberían seguirla.

-Agregue lo que quiera agregar y, por supuesto, díganos donde podemos encontrar su trabajo y sus escritos.

-Todo aquel que quiera seguir la dieta alcalina debe saber que esta no es una dieta mágica; necesita un tiempo para que notemos sus efectos, pero por el simple hecho de ser natural y equilibrada la hacen recomendable. En cuanto mi persona, soy naturópata diplomado y dedico mi tiempo a divulgar en mi propio blog y en otros medios escritos los beneficios de seguir una vida lo más natural posible para nuestro propio beneficio y bienestar.

Como has podido ver, la dieta alcalina puede llegar a ser tremendamente interesante. Ahora tienes las palabras de todo un experto en la materia para dar los primeros pasos, si es que estás interesado. Sólo es cuestión de animarse y abrazar un estilo de vida, más que una dieta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada