sábado, 14 de septiembre de 2013

Ventajas del maquillaje permanente




¿Estás cansada de tener que maquillarte cada mañana?
 ¿Te gustaría poder salir perfecta de casa sin necesidad de mirarte prácticamente al espejo? Pues esto es posible gracias al maquillaje permanente, también conocido como micropigmentación, que consiste en la implantación de unos pigmentos concretos a nivel de la epidermis, que es la cara más superficial de la piel, de manera indolora. El maquillaje permanente se puede aplicar tanto en labios, como en cejas, párpados, cicatrices y vitíligos.

Pero además de no provocar dolor, se trata de un tratamiento muy sencillo: se introducen los pigmentos con una aguja muy fina en la zona que se quiera tratar del color que la cliente prefiera. Pero a pesar del nombre, no se trata de una técnica irreversible, ya que los pigmentos inyectados en la piel son absorbidos por ésta. La duración media de este tipo de maquillaje es de entre un año y medio y dos años. Tras este tiempo hay que ir al centro de belleza para hacer algunos retoques. ¿Quieres conocer todos los beneficios sobre el maquillaje permanente?

Perfecta en cualquier momento

La principal ventaja de la micropigmentación es que parecerá que siempre estés maquillada, luciendo una imagen perfecta en cualquier momento. Y es que el maquillaje permanente es capac de corregir pequeñas imperfecciones del rostro.

En los labios

En cuanto al maquillaje permanente en los labios, es capaz de rectificar pequeñas asimétricas, embellecer los labios, eliminar los surcos perobucales, aumentar el contorno labial o disimular las arrugas concentradas en esa zona, que con el paso de los años no paran de crecer.

En las ojos

Por otro lado, la micropigmentación también puede corregir las cejas desdibujadas o carentes de vello por un exceso de depilación o cicatrices. Respecto a los párpados, puedes trazar tanto una línea natural en ambos párpados para realzar la mirada como imprimir más espesor en las pestañas con una raya muy fina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada